Es hora de hacer historia, avancemos hacia la eliminación de la tuberculosis
Es hora de hacer historia, avancemos hacia la eliminación de la tuberculosis
marzo 25, 2019
Retinopatía Diabética, ¿qué es y cómo prevenirla?
Retinopatía Diabética, ¿qué es y cómo prevenirla?
marzo 29, 2019

Cuídate del golpe de calor, te decimos cómo prevenirlo

Cuídate del golpe de calor, te decimos cómo prevenirlo

El cuerpo humano funciona a 37ºC de manera óptima y es bastante sensible a las variaciones externas como las altas temperaturas que llegan con la primavera y pueden sobre exponerlo al calor, lo que se conoce como golpe de calor; por lo que el Hospital San José de Querétaro te comparte las siguientes recomendaciones para evitarlo.

Primero, debemos de saber que nuestro cuerpo cuenta con mecanismos que regulan su temperatura, a fin de que esta no alcance altas cifras, como el sudor o la distribución del calor mediante la sangre, expulsándolo al exterior.

Golpe de calor

Se llama golpe de calor cuando la temperatura corporal sube por encima de los 40ºC y se pierden abundantes líquidos corporales, lo que deriva en la disfunción de algunos órganos, principalmente a nivel neurológico y que puede acabar en el fallecimiento.

Los principales afectados por el golpe de calor son los menores de 6 años y las personas mayores de 65 años de edad, considerando también como vulnerables a personas con alguna discapacidad física o psicológica, enfermos crónicos y pacientes cardiacos.

Síntomas de un golpe de calor

Entre los síntomas más importantes están:

  • Mareo.
  • Confusión, desorientación.
  • Sudoración excesiva al principio, con posterior falta de sudor.
  • Enrojecimiento y sequedad de la piel.
  • Fiebre con temperatura corporal de más de 39.4ºC (llegando hasta los 41ºC).
  • Comportamiento inadecuado, por ejemplo, comenzar a quitarse ropa sin importar el sitio donde se encuentre.
  • Aceleración del ritmo cardíaco con latido débil.
  • Dolor de cabeza.
  • Inconsciencia.
  • Convulsiones.

Signos de alarma ante un golpe de calor

La sensación de piel caliente y seca, pero no sudorosa, confusión o pérdida de conocimiento, vómito frecuente, falta de aire o problemas para respirar son signos de alarma de que el cuerpo está experimentando un golpe de calor.

Si se presenta alguno de estos síntomas, se recomienda acudir de inmediato al centro de salud más cercano.

¿Qué hacer ante un golpe de calor?

  1. En caso de identificar que una persona está sufriendo un golpe de calor, es importante llevarla a un sitio fresco a la sombra y colocar sus pies en alto.
  2. Llamar al teléfono de emergencias (9 1 1)
  3. Desvestir lo más posible a la persona para que disminuya su temperatura corporal
  4. Colocar una tela mojada o hielo, en axilas o ingles, para ayudarle a enfriarse

De ser posible, se recomienda mover a la persona afectada a algún lugar con aire acondicionado o ventilador.

Muy importante, si se logra identificar que la persona alcanzó una temperatura superior a los 40ºC, es necesario bañarla con agua fría hasta llegar a 38ºC; llegada a esta temperatura corporal, se debe evitar aplicar más frío para evitar hipotermias.

Finalmente, se deberá tomar cada 15 minutos la temperatura, para que en el caso que suba poder brindarle tratamientos más fríos.

Medidas para prevenir un golpe de calor

  • Mantenerse pendientes en el noticiero local respecto a la temperatura ambiente a fin de tomar las debidas precauciones.
  • Evitar hacer deporte o actividad intensa en horas de calor extremo.
  • Niños y personas mayores deberán permanecer en casa, escuela, oficina o espacios ventilados durante las horas de más calor.
  • Nunca realizar deporte o caminatas solo, siempre hacerlo al menos con alguien más para que uno de los dos atienda al otro en caso de un golpe de calor.
  • No exponerse demasiado al sol durante los primeros días que inician las altas temperaturas.
  • En caso de estar expuesto al sol, no es conveniente quitarse la camisa si siente calor, ya que el tejido retiene humedad que desaparece al quitarla.
  • No beber alcohol ni excitantes, ya que aumentan el metabolismo, y con ello, la temperatura corporal.
  • Evitar las comidas grasas, su digestión proporciona más calorías al organismo.
  • También evitar comidas muy calientes.

Es importante que durante estos días se beban abundantes líquidos (aun cuando no se sienta sed),  utilizar prendas de vestir ligeras, claras y que permitan la transpiración; aclimatarse cuando existan cambios de temperatura, como cuando estamos afuera en el sol y entraremos a algún lugar frío o viceversa.

La alimentación también es de mucha ayuda, especialmente si elegimos comida ligera y fresca como vegetales, naturales, crudos (ensaladas, frutas y verduras).

Muy importante no permanecer en vehículos estacionados o cerrados y si se sienten mareos o cansancio, descansar del trabajo (sea con demanda de actividad física o no), preferentemente en un espacio fresco y ventilado.

En casa, intentar mantener el interior fresco y bien ventilado.

Compartir:
Español
A %d blogueros les gusta esto: