8 claves para reducir el riesgo de contraer una enfermedad renal
8 claves para reducir el riesgo de contraer una enfermedad renal
marzo 18, 2019
Fórmulas magistrales, el regreso de la medicina a medida
Fórmulas magistrales, el regreso de la medicina a medida
marzo 22, 2019

Caries y la gingivitis, las enfermedades bucales más comunes

Caries y la gingivitis, las enfermedades bucales más comunes

El 20 de marzo se conmemora el Día Mundial de la Salud Bucal, cuyo objetivo se basa en fomentar la salud bucodental, como el cuidado preventivo, la detección temprana y la importancia de llevar a cabo el tratamiento, como elementos clave en la reducción de las enfermedades bucodentales y las complicaciones asociadas.

Por ello, el Hospital San José de Querétaro te comparte esta información que tiene la finalidad de sensibilizar sobre los factores de riesgo de las enfermedades bucodentales como:

  • Dieta poco saludable (particularmente con alto contenido en azúcares)
  • Tabaquismo
  • Consumo nocivo de alcohol

Por ello, es importante dejarlos y adoptar buenos hábitos de higiene oral, así como seguir los consejos de los profesionales, quienes te ayudarán a comprender el efecto de las enfermedades bucodentales en la salud.

La salud bucodental tiene una estrecha relación con el estado de salud general, ya que los padecimientos en la boca pueden revelar deficiencias nutricionales, signos de otras enfermedades y hábitos poco saludables.

De manera casi recíproca, la mala salud general también aumenta el riesgo de sufrir enfermedades en la boca, por ejemplo la diabetes, enfermedades cardiovasculares, respiratorias y algunos tipos de cánceres.

A fin de mantener una salud bucal óptima, te compartimos las siguientes recomendaciones:

  • Cepillar los dientes diariamente, al menos 3 veces al día.
  • Elegir un cepillo adecuado: que el tamaño del cabezal no sea muy grande y con cerdas medias o suaves.
  • Uso de hilo dental o, si los espacios son amplios, cepillos interproximales, para limpiar entre los dientes (espacios interproximales).
  • Cambiar el cepillo de dientes aproximadamente cada 3 meses.
  • Evitar el consumo de alimentos azucarados, si se consumen, es importante lavarse después los dientes.
  • Utilizar reveladores de placa para que la placa dentobacteriana sea más visible y, por tanto, faciliten el cepillado.
  • Realizar la limpieza lingual con un movimiento desde atrás hacia delante para arrastrar los restos de comida, células descamadas, mucosidades, bacterias, etc.

Es importante realizar enjuagues bucales (de uso diario o específicos según las necesidades), para reducir eficazmente la placa dentobacteriana y brindar a la boca una sensación de frescura agradable. Se aconseja acudir regularmente al dentista para que realice una revisión de la boca, por lo menos una vez al año, así como una limpieza dental profesional.

Compartir:
Español
A %d blogueros les gusta esto: