¿Qué es la dorsalgia?
octubre 16, 2018
Ultrasonido mamario
Ultrasonido mamario
octubre 19, 2018

Sesión Generalidades de Radioterapia

Generalidades de Radioterapia

La Radio Oncóloga. Dra. Marina Adriana Velázquez Hernández, impartió la plática Generalidades de Radioterapia en el marco de las sesiones académicas del Hospital San José de Querétaro, durante la cual explicó fundamentos sobre técnicas de radioterapia, cómo se originan los Rayos X, cómo funciona un acelerador lineal, una radioterapia o un ciberknife, así como bases de cómo tratar las lesiones intracraneanas con radiación.

La Dra. Marina Adriana Velázquez señaló que la radioterapia la propagación de energía desde una fuente radioactiva a otro medio, por medio de partículas (electrones, fotones) o radiación electromagnética (ondas electromagnéticas); con la finalidad de dar control local a zonas donde se encuentren ubicados tumores.

Agregó que la radioterapia, junto con la cirugía y la quimioterapia permite brindar un mejor control de vida a los pacientes, resaltando que la atención de tumores se debe de atender desde varias disciplinas de la medicina.

Tratamiento Indoloro, invisible e inodoro

La especialista en radio oncología explicó que al recibir radioterapia los pacientes no padecen dolor o perciben algo con sus sentidos, dado que no se siente, no se ve y es como tomarse una radiografía.

Además, enfatizó que quien recibe este tratamiento no queda radioactivo, por lo que no debe existir preocupación sobre si se puede contaminar a algún familiar o menor de edad tras ser atendido por esta técnica médica, asegurando que es completamente segura.

El tratamiento por radioterapia, comentó, se hace a través de un acelerador lineal

Indicaciones de la radioterapia

La Dra. Velázquez Hernández dijo que el principal uso de la radioterapia en la medicina es el tratamiento de tumores como cáncer de mama, de próstata, de recto, lesiones pulmonares o intracraneanas, cáncer hepático y gástrico; aunque sí mencionó que existen algunas patologías benignas que se pueden ver beneficiadas con radiación.

Comentó que la radioterapia también puede ser utilizada para el tratamiento de cicatrices queloides, brindando una mejor estética y cierre de las heridas por medio de terapia superficial.

Otra aplicación también es para el tratamiento de sinovitis (inflamación en articulaciones sinoviales), donde con la radiación se observan grandes mejorías.

Tratamiento completamente seguro

La especialista destacó que si bien en sus inicios la radioterapia se basaba en el uso de cobalto, por lo que anteriormente había más toxicidad o radiación hacia tejido sano, esta técnica ha evolucionado al grado de garantizar radiación de manera completamente segura hacia el objetivo o tumor, protegiendo los tejidos sanos alrededor de la lesión.

Sin embargo, si comentó que existen algunos síntomas y signos posteriores al recibir tratamiento con radioterapia, ya que hay que tener en cuenta que los tejidos sanos reciben cierto baño de radiación y estos son la manifestación de ello.

Ejemplificó que existe la posibilidad de inflamación del recto cuando se trata algún punto cercano, por lo que se presenta sangrado; también que existe disminución en producción de saliva cuando se ataca una zona cercana a las parótidas, entre otros síntomas secundarios menores.

“La ventaja de muchos equipos actuales es que protegen el tejido sano, disminuyen la toxicidad y se da control local al tumor”.

El Gray, la unidad de la radiación

A fin de poder determinar cuánta radiación recibe un paciente, existe una unidad de medición de la radiación que se llama Gray (Gy), donde 1 GY es igual o equivalente a 1 Joule/Kg de materia irradiada.

La Dra. Mariana Adriana indicó que existen diversos fraccionamientos (estándares de radiación) que se indican a cada paciente de acuerdo a su padecimiento, donde el más normal es el Normofraccionamiento, en el cual cada paciente puede recibir de 1.8 Gy a 2 Gy por sesión por día; pudiendo, de acuerdo a la lesión, requerir desde 10 sesiones hasta 33 sesiones.

Lo que implica que un paciente puede requerir acudir a sesiones de radiación 10 días, 25 días, 30 días; siempre dependiendo de las indicaciones del especialista.

Resaltó que aunque está determinado que la dosis más segura es el Normofraccionamiento, existen dosis o radiaciones mayores que está comprobado que no representan toxicidad y que se utilizan para atender tumores específicos, siempre recordando que se atiende a pacientes, no a enfermedades, por lo que cada caso es único en su modelo de tratamiento y número de Gy requeridos.

Estos pueden ser:

  • Hiperfraccionamiento < 1.8 Gy
  • Normofraccionamiento 1.8 Gy a 2 Gy
  • Hipofraccionamiento 2Gy a 8 Gy
  • Hipofraccionamiento extremo 8 Gy a 12 Gy

A estas sesiones de mayor número de Gy por sesión, explicó, son casos emergentes donde el paciente así lo requiere.

Radioterapia, una parte del tratamiento

La Dra. Marina Adriana Velázquez fue enfática al señalar que la radioterapia sólo es una parte del tratamiento que recibe un paciente oncológico, dado que la persona debe ser atendida por un equipo de oncólogos: el quirúrgico, el de quimioterapia y el radio oncólogo.

El tumor, explicó, en su mayoría por su localización o histología (el tipo de células por las que está formado), necesita las tres modalidades de tratamiento; sin existir un orden específico para ellos, dado que cómo mencionó anteriormente, este tratamiento dependerá de las necesidades de cada caso.

“No es correcto que solo uno de los especialistas valore cada caso, el tratamiento tiene que estar integrado por los tres expertos”, dijo y agregó que un paciente oncológico, la mayoría de las veces, va a llegar con un cirujano oncólogo o con un médico oncólogo, quien hará la primera valoración de acuerdo a guías internacionales, tomará la decisión cuál será la modalidad de tratamiento irá primero, cuál en segundo y cuál en tercer lugar.

Recordó que el paciente debe de recibir la información suficiente y necesaria para saber cuál será el tratamiento a seguir, específicamente si va a recibir radiación o no, o sí será antes o después de las otras terapias.

La Radiocirugía

Es el tratamiento de lesiones por medio de una dosis de radiación extrema, lo equivalente a más de 12 Gy por sesión, dependiendo de la lesión, pudiendo dividirse en dosis únicas o varias sesiones donde la dosis de radiación es grande y la finalidad es tratar de manera más rápida a los pacientes cuando los casos así lo requieran.

Recordando que para determinar la cantidad de radiación necesaria por cada paciente es necesario valorar su estado funcional, estado de salud, así como la disposición de plataformas para brindar cada tratamiento específico.

información sobre Radioterapia

 

Fuente: Enseñanza

Compartir:
Español
 
A %d blogueros les gusta esto: