Médicos de dos Milenios
Ponencia: “Médicos de dos Milenios”
septiembre 27, 2017
Tos Crónica
Sesión “Tos Crónica”
octubre 5, 2017

Hipertensión durante el embarazo

hipertensión en el embarazo

La hipertensión ocurre aproximadamente en 6 a 10% de los embarazos.

Las Enfermedades Hipertensivas del Embarazo y en especial la preeclampsia es una de las principales causas de morbilidad y de las más importantes de mortalidad materna y perinatal, se calcula que mueren anualmente en el mundo 50,000 mujeres por preeclampsia. En países en vías de desarrollo como los de América Latina y el Caribe constituye la principal causa de muerte materna.

En México, según datos de la Secretaría de Salud, la preeclampsia representa hasta 34% del total de las muertes maternas, por lo que constituye la principal causa de muerte asociada a complicaciones del embarazo.

Es posible en general realizar prevención primaria cuando los medicamentos fisiopatológicos de la enfermedad se conocen y es posible manipular los determinantes involucrados en su etiología. En la preeclampsia aunque se conocen elementos claves de la fisiopatología, como la invasión citotrofoblástica endovascular de las arterias espirales y la difusión endotelial, se desconoce lo que da lugar a estos eventos, probablemente por eso no se ha podido prevenir. Se han identificado importantes factores de riesgo para el desarrollo de este padecimiento, algunos de los cuales podrían ser manipulados y en teoría disminuir la probabilidad de desarrollar este síntoma; pueden ser útiles también identificar grupos de riesgo para realizar en Pimer Nivel de Atención Médica.

La prevención secundaria, es posible cuando, además de conocer los mecanismos fisiopatológicos, existe medidas de intervención y corrección de estos cambios y si se dispone de métodos de detección temprana. En la preeclampsia los criterios diagnósticos aceptados son la proteinuria y la hipertensión arterial y se ha demostrado que aparecen “semanas o meses” después de la invasión trofoblástica anormal y daño endotelial, que por el momento marcan el inicio del síndrome, por lo tanto el diagnóstico temprano de preeclampsia todavía no es posible.

Ante la carencia de recursos médicos para el diagnóstico temprano de pre-eclampsia, se han realizado múltiples estudios de investigación con el objetivo de predecir su ocurrencia.

Sin duda, un apropiado control prenatal es lo más importante en la prevención terciaria. Se debe efectuar un esfuerzo para desarrollar sistemas de atención prenatal que den un seguimiento más estrecho y ágil a las mujeres con alto riesgo de desarrollar este síndrome.

Las enfermedades hipertensivas son la complicación más frecuente durante el embarazo; comparando las pacientes con embarazo no complicado con aquellas que presentan hipertensión crónica la frecuencia de la preeclampsia se incrementa 10 veces. En pacientes con hipertensión crónica que no desarrollan preeclampsia la muerte perinatal se produce en 0.3% de los casos, en cambio si desarrollan preeclampsia se produce en 10% de los casos.

Con base en que hasta el momento, el diagnóstico temprano de preeclampsia es imposible la importancia de identificar a las mujeres que con mayor probabilidad desarrollarán este síndrome incrementa; así las rutas críticas, guías práctica clínica y propuestas de detección que se han publicado, inician recomendando identificar los factores de riesgo; el problema es que no existe una forma estandarizada para evaluarlos. En la GPC “precog” proponen una estratificación del riesgo y con base en esto se norma la conducta del profesional de la salud en relación a las actividades que deben realizarse en el control prenatal y los criterios de referencia. En la presente adaptación de esta GPC, se analizó esta propuesta y se modificó con el objetivo de incrementar su utilidad y aplicabilidad. Así con un enfoque de riesgo se busca determinar, desde la primera consulta, independientemente de la edad gestacional el nivel de riesgo de cada paciente, estableciendo conductas a seguir, por parte del personal de salud.

Estados Hipertensivos en el Embarazo:

Bajo esta expresión se agrupan a una gama de enfermedades o procesos que tienen en común la existencia del signo de la hipertensión durante el embarazo.

De acuerdo a la Clasificación del Colegio Americano de Obstetricia y Ginecología en 1972, identifica 4 categorías que son:

Hipertensión Crónica:

Coexistencia de hipertensión de novo antes de la semana 20, al igual que si tiene el antecedente de hipertensión preexistente antes del embarazo.

Hipertensión Arterial Crónica con Preeclampsia Sobeagregada:

Pacientes con hipertensión crónica que presentan descompensación de las cifras tensionales y aparición o incremento de proteinuria después de la semana 20 de gestación.

Preeclampsia

Se define como la presencia de hiperetensión gestacional asociada a proteinuria significativa (>300mg en 24 horas)

Hipertensión Gestacional

Presión arterial sistólica mayor o igual a 140mmHg y/o oresión arterial diastólica mayor o igual a 90mmHG en una mujer previamente normotensa, después de la semana 20 de gestación. En dos tomas separadas por un intervalo de 4 o 6 horas entre una y otra, con ausencia de proteinuria.

Compartir:
Español
 
A %d blogueros les gusta esto: